El alcalde de Miami destaca el buen clima financiero de la ciudad

BRENDA [email protected]
El alcalde de Miami, Tomás Regalado, habla con la prensa luego de pronunciar su discurso sobre el estado de la Ciudad el miércoles en el Ayuntamiento.

El alcalde de Miami, Tomás Regalado, habla con la prensa luego de pronunciar su discurso sobre el estado de la Ciudad el miércoles en el Ayuntamiento. CARL JUSTE MIAMI HERALD

El alcalde de Miami Tomás Regalado rindió su sexto informe anual del estado de la Ciudad el jueves. Y en las propias palabras del alcalde, había tantos elementos positivos que el discurso resultaba aburrido.

Según el alcalde y antiguo periodista, esto se debe a que los asuntos municipales andan tan bien este año, que no habría nada atractivo que los medios de prensa quisieran destacar.

“Las buenas noticias y los buenos números no sirven para los titulares”, dijo Regalado en el ayuntamiento municipal, a la vez que declaró que “no hay drama” en el ayuntamiento de Miami.

Regalado, quien al asumir la alcaldía en el 2009 heredó una ciudad financieramente inestable, alardeó sobre la buena situación económica municipal actual, un renacimiento en la industria de la construcción, y el creciente interés de inversionistas en la Ciudad Mágica.

Para el 2009 la ciudad apenas podía pagar las cuentas, como salarios y beneficios a los empleados municipales, ya que la base tributaria municipal estaba a punto del colapso. Mientras tanto la Comisión de Bolsas de Valores indagaba sobre si la ciudad engañó a inversionistas sobre bonos del estadio de béisbol de los Marlins, y sobre si el presupuesto municipal fue balanceado de manera errónea utilizando fondos no permitidos.

Desde entonces Miami ha logrado arreglar sus finanzas significativamente, debido en parte a una mejora en el mercado de bienes raíces local, y un aumento de las reservas municipales.

El año pasado, durante su informe, Regalado citó como uno de los problemas que enfrentaba la Ciudad: la necesidad de cumplir con la ordenanza de integridad fiscal que requiere $96 millones en reservas. La cantidad en ese entonces era $57.5. Hoy la ciudad cuenta con $104 millones, dijo Regalado.

Con las nuevas cifras Miami ha logrado mejorar sus calificaciones crediticias ante dos importantes agencias de calificación de crédito.

Regalado recordó durante su discurso que tanto Standard & Poor’s y Fitch otorgaron recientemente a Miami calificaciones excelentes en cuanto a los bonos municipales garantizados, destacando la mejoría desde que entre el 2010 y el 2012 la administración municipal declarara emergencia financiera para poder balancear el presupuesto.

“Las calificaciones de los bonos son una señal tangible del pronostico financiero de la Ciudad”, dijo Regalado. “Y el verdadero valor es el impacto que esto tendrá en nuestros residentes”.

Regalado destacó que el año pasado Miami lanzó un Centro Regional de Inversiones bajo el programa EB-5 que busca atraer dinero extranjero al sur de Florida.

Aunque la mayor parte de su discurso se enfocó en las mejorías de las inversiones y la construcción, así como la proyección de Miami a nivel internacional, como una “ciudad de clase mundial”, el alcalde también mencionó problemas que aquejan a los residentes de los barrios, como la seguridad pública, la infraestructura y el cumplimiento de los códigos municipales.

“La preocupación número uno de nuestros residentes continúa siendo la seguridad pública”, dijo Regalado, quien agregó que el Departamento de Policía municipal ha contratado a unos 80 nuevos agentes.

Entre diciembre y enero, una ola de tiroteos en varios barrios de Miami dejó varios muertos, incluyendo el día de Navidad.

La administración tiene aún asuntos por resolver, incluyendo una demanda pendiente con los sindicatos de la policía y los bomberos, quienes buscan que se les reinstalen los beneficios que fueron suspendidos cuando la ciudad declaró la emergencia financiera.

Y en cuanto al drama, la ciudad enfrenta otra demanda presentada recientemente por el millonario Norman Braman y Raquel Regalado, miembro de la junta escolar e hija del alcalde Regalado, que busca impedir que el Condado Miami-Dade subsidie la torre de observación SkyRise en Miami. El proyecto fue inicialmente avalado por Tomás Regalado, antes de que el al urbanizador Jeff Berkowitz pidiera públicamente un subsidio condal para su construcción.

Regalado culminó su discurso diciendo que el progreso no llega sin controversia.

“No puedo prometer que el progreso vendrá sin controversia, pero eso está bien”, dijo. “La vida sin controversia es aburrida, como este discurso”.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article10652282.html#storylink=cpy